En esta ocasión vamos a aplicar la técnica del craquelado a un viejo perchero para darle un nuevo uso, aunque, podemos hacer lo mismo con cualquier objeto de madera. Es muy importante elegir dos colores con un cierto contraste para que destaquen en el acabado.
En primer lugar, limpiamos y lijamos la madera para prepararla antes de aplicar la primera capa de pintura. Aquí aplicaremos el color que se verá en las grietas.

 

Una vez seca la pintura, aplicamos el barniz craquelador y dejamos secar nuevamente.

 

Para finalizar la técnica aplicamos la siguiente capa de pintura que gracias al efecto del craquelador se romperá mostrando la primera capa de pintura en un efecto muy decorativo.

 

Para terminar nuestro trabajo hemos sustituido los pomos originales por unos tiradores de cajón decorados.

En Ferretería Portolés, tu tienda Optimus, encontrarás cientos de ideas para tus manualidades.