En esta ocasión os proponemos un sencillo trabajo de bricolaje para realizar un separador que, podemos utilizar tanto en el jardín como en la terraza.

Partimos de unas celosías de madera que podemos encontrar en nuestro centro Optimus. En función del espacio a cubrir seleccionaremos el número de piezas. Nosotros hemos cogido dos para la muestra.

En primer lugar lijamos las superficies tras lo que damos una capa de selladora. Una ve seca aplicamos la pintura, en nuestro caso blanca, del color que mejor combine con nuestro espacio.

Por último atornillamos las bisagras y, en caso de necesitar más ocultación, decoramos con plantas o con telas.

En Ferretería Portolés encontrarás todo lo que necesitas para el bricolaje.

Material: lija, selladora, pintura esmalte acrílico, guantes desechables, pincel, bisagras, tornillos, destornillador.