En esta ocasión restauramos una mesilla de noche cambiándola totalmente de aspecto.

Desmontamos la mesita quitándole los cajones y desatornillando los pomos. Primero le damos un lijado suave a todas las piezas. Seguidamente aplicamos la pintura al mueble y dejamos secar.

En el caso de los cajones, primero los hemos pintado de azúl y después, una vez secos, hemos aplicado una segunda mano con un color de resalte y una plantilla, para dar un acabado más vistoso. Los tiradores de metal  los hemos pintado con un spray y una vez secos los hemos vuelto a atornillar un su sitio.

 

 

Una vez montado todo el resultado es un mueble muy vistoso.

En Ferretería Portolés, tu tienda Optimus, encontrarás todos los materiales necesarios para realizar esta manualidad, así como, cientos de ideas para tus manualidades.