Está demostrado que la luz afecta al estado de ánimo de las personas y que una iluminación adecuada facilita la concentración para el estudio.

La mejor iluminación que puede tener una habitación es la luz natural. Siempre que sea posible, la luz indirecta que entra por las ventanas será la mejor opción. Pero al mismo tiempo, se recomienda disponer de distintos tipos de luz adecuados para distintos momentos y ocupaciones y que pueden complementarla.

Los flexos son nuestros grandes aliados a la hora de reforzar la iluminación de cualquier estancia. Son fácilmente transportables y en función de la lámpara que utilicemos pueden proporcionarnos luces frías o cálidas.

Si buscamos concentración para estudiar las luces frías serán la mejor opción. Por el contrario, las luces cálidas nos ayudarán en momentos creativos, al tiempo que son más recomendables tras la puesta del sol para no tener trastornos en el sueño.

En Ferretería Portolés, tu tienda Optimus, encontrarás gran variedad de flexos y lámparas para la vuelta al cole.